Mitología mexicana

La mitología es un compendio de historias, leyendas y cuentos que pretenden, desde las tradiciones de un país o nación determinados, explicar puntos inherentes al origen del mundo, a las razones de la vida, a la existencia de los elementos y demás puntos de interés existencial propiamente. La mitología mexicana es una de las más populares que destacan de América.

mitologia mexicana

Este compendio permite obtener diferentes explicaciones acerca de lo que habría sido la manera en la que fue creado el mundo, así como los responsables de esta creación respectivamente. Para conocer un poco más acerca de la mitología mexicana, vale la pena chequear algunos datos importantes.

Un híbrido de las creencias aztecas y mexicanas

La mitología azteca y la mexicana, de manera conjunta, habrían dado origen a las primeras teorías que tratarían de explicar los orígenes de los primeros dioses responsables de la creación del mundo propiamente. De igual manera, muchos de estos dioses resultan de la división de entidades que estarían encargadas de regular la naturaleza.

Y es que en la mitología mexicana, la naturaleza, la cual se supone tiene vida propia, era la responsable de nutrir el mundo con sus diferentes promesas naturales y sus regalos para la prosperidad humana propiamente.

la mitologia mexicana

Ometéotl: El creador primario

Responsable primario de la creación del resto de los seres divinos encargados de dar un sentido a los fenómenos climáticos que, para ese entonces, serían venerados como figuras divinas para la vida. La concepción de Ometéotl, supone la dualidad de la creación misma, siendo Ometecutli la responsable de crear con este Dios al resto de los encargados de la mesa divina propiamente.

Habrían tenido cuatro creaciones, las cuales serían las principales figuras de la mitología mexicana hasta la actualidad. Estas figuras de la mitología mexicana se conocen como:

  • Ehécatl: Según la según la mitología mexicana, es responsable de la lluvia y de la hidratación de todos los seres vivos, denominado el maestro de la brisa. Su personalidad determinaba el clima, y de esta manera, los aztecas rendían tributo a este para tener un clima fértil y capaz de brindar la lluvia cuando fuese necesario.
  • Quetzalcoatl: Responsable del mundo, de sus extensiones, sus terrenos y sus colores¸ mejor conocido como serpiente emplumada en la cultura popular según la mitología mexicana.
  • Tláloc: Al igual que el maestro de la brisa, este era conocido como el maestro del agua. Ambos se encargarían de hacer merecedores del vital líquido a sus devotos cada vez que fuera necesario. 
  • Tloque Nahuaque: Creador de la hermandad y de sí mismo según la mitología mexicana.

Fuente: Youtube.com

 Los cinco soles

La mitología mexicana sostenía que el mundo en el que vivimos no era el único existente, y que además de nuestro sol, existían otros cuatro soles encargados de orientar cuatro mundos paralelos. Estos soles se encargarían de alimentar cada sociedad, y de mantener el orden que, gracias a la existencia de estas cinco versiones de la civilización, existía.

El origen de estos soles era desconocido, y se conocían como primer sol, segundo sol, tercer sol, cuarto sol y quinto sol respectivamente. Cada uno, conectado a todos los elementos necesarios para la vida en cada mundo paralelo, logrando ser el sustento principal para la existencia en cada caso.

los cinco soles

Dioses de la mitología mexicana

  • Xipe Tótec: Era responsable de la creación de la fauna verde, siendo además el encargado de las primaveras en cada año. Era capaz de restaurar la vegetación y germinar todas las semillas. Era un gladiador encargado de proteger las zonas verdes del mundo, de restaurarlo cuando fuese necesario y de reproducirlo cada vez más.
  • Tonatiuh: Según la mitología mexicana, era conocido como el Dios del Sol. Recordemos que el sol era uno de los puntos más importantes para la cultura mexicana y el desarrollo del mundo. Por esta razón, Tonatiuh era uno de los dioses clave para el desarrollo del mundo. Se encargaba de disparar dardos responsables de iluminar el mundo. Fue protector de los cielos y responsable de las lluvias en conjunto con otros dioses según la mitología mexicana.
  • Ehécatl: Se trata de una de las principales proveedoras de la fuerza divina para el mundo y el clima. Era responsable de la creación de las tierras, de los cielos y de los hombres puros en su raza. Permitía el avance de los vientos que advertían la llegada de las lluvias y los fenómenos acuáticos más intensos en las costas según la mitología mexicana.
  • Amimitl: Era un Dios acuático, responsable de los mares y de sus mareas. Fue parte de los 1600 dioses que nacieron bajo el aret de Tecpatl, responsable del nacimiento de la femenina que esparciría todo el mundo de los dioses que hoy conforman la mitología mexicana. 
  • Achane: Otro de los dioses acuáticos más importantes. Vivía en las profundidades del mar, y era el responsable de mantener a todos los seres del mar vivos según la mitología mexicana. Este ser sería además esposo de una de las diosas más hermosas de todo el mar, conocida como Atlatona.

Una explicación del mundo desde la naturaleza

Como podemos observar, la mitología mexicana se ha apropiado de los elementos naturales para explicar el origen y las razones de su comportamiento en diferentes deidades. Al respecto, esta conocida mitología mexicana ha logrado convertirse en una de las más populares gracias a los más de 2.000 dioses que plantea, cada uno atado a sus diferentes tareas para el orden del mundo natural.

La mitología mexicana, en conjunto con la azteca, resultó en un compendio de premisas que llamaron la atención de millones de personas en todo el mundo. En consecuencia, el interés por el estudio de los antepasados mexicanos aumentó, promoviendo los estudios que tenían lugar en la mitología mexicana y azteca propiamente, como parte de una extensión de los que han sido las teorías que más han llamado la atención de los amantes de la mitología propiamente.

Fuente: Youtube.com

Hoy por hoy todos estos dioses, al menos los principales son conocidos por el mexicano promedio, el cual disfruta de su tradición y mitología con mucho orgullo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *